El Gran libro de las Marcas fue una recopilación de envoltorios, envases, publicidades y avisos sobre muchos productos: golosinas, galletitas, chocolates, alimentos, bebidas, medicamentos, productos de limpieza, cosmética, perfumería, higiene, etc. Lo comencé en 2002 y lo terminé en 2006. Llegamos al 2012 y, 10 años después, y con las posibilidades de interacción de la actualidad, decidí retomar las colecciones para agrandarla aún mas. Con el propósito de compartir los logros realizados en esa vieja y en esta nueva etapa, se crea este blog. También será el canal de comunicación para todos los que se ofrezcan a vender cosas que ustedes tengan, y así agrandar la colección. Saludos y ojalá que lo disfruten!

domingo, 29 de noviembre de 2020

Tirando una Ferrari al océano (2000)


Hace 20 años podías encontrarte con este tipo de avisos tanto por la tv como por la calle: no era publicidad para la película Buscando a Nemo sino la llegada de una nueva denominación para los combustibles Shell. Contaba con el gran aval de haberse desarrollado en conjunto con Ferrari, que aparece anunciada bien en chiquito. El pececito amarillo que le ganaba en velocidad a cualquier otro animal marino en la pseudo autopista bajo el agua tal vez ya no se lo vea como en esa época pero la marca V Power sigue viva y tuvo varios relanzamientos, como por ejemplo uno en 2011 y otro en 2018.
Otra cosa que tampoco pudo sobrevivir a esas épocas es el tradicional slogan de Shell: el famoso y formal "En Shell usted puede confiar" que se impuso durante los 90 reemplazando al otro clásico "Sólo Shell supera a Shell" pasó a otra vida y en la actualidad... no tienen ningún slogan! Desde 2015 llevaron a cabo un arriesgado concepto: que en lugar de palabras sólo tengan un sonidito que los caracterice: el denominado justamente "Sound of Shell" que se escucha al final de sus promos, creado por Tom Howe... alguna vez le prestaron atención? Yo no...

 

sábado, 28 de noviembre de 2020

Absorbe pero no manosea (1955)


Se acuerdan de su existencia sobre todo en verano pero las toallas están todo el año: para buscar la mejor calidad están las Aluvión (de Raúl Rico Peña e hijo) de puro algodón nacional, que como se evidencia en este aviso de 1955 "han sido lavadas e inmediatamente empaquetadas para evitar todo manoseo innecesario"...

viernes, 27 de noviembre de 2020

La Martona: el regreso de una pionera (1935)



Hoy 27 de Noviembre es el aniversario 31 de la declaración de Cañuelas (provincia de Buenos Aires) como la "cuna nacional de la industria lechera", a propósito del aniversario número 100 de la fundación de La Martona en dicho lugar.
En el medio de la frenética instauración de los denominados Precios Cuidados y su sublista de Productos Esenciales en pleno 2019 se produjo la aparición luego de muchos años de la prestigiosa marca La Martona, y fue materia de discusión en varios medios qué había sido de esa marca lechera tradicional después de tanto tiempo perdida en el anonimato. 
La Martona fue fundada en 1889 y se considera la primera industria láctea del país, ni más ni menos. Para seguir con los hechos históricos, su fundador Vicente Casares (fallecido en 1910) se convirtió años después en la denominación de la localidad en donde se produjo este acontecimiento. Parte de las razones por la cual optó por fundar su empresa era por haberse horrorizado años antes por los datos estadísticos de mortalidad infantil provocada entre otras cosas por la ingestión de leche contaminada, no sin antes haber conocido establecimientos europeos en donde se producía la denominada leche segura. La idea de llamarse La Martona estaba inspirada en una de las hijas de Vicente que se llamaba Marta, y resultaría a la postre la madre de Adolfo Bioy Casares: el prestigioso escritor junto a Jorge Luis Borges se encargaron increíblemente en 1936 de confeccionar un folleto de aparente lenguaje científico para hablar de las ventajas de la leche cuajada, basándose en la evidencia de un investigador ucraniano que aparecía con frecuencia firmando las publicidades de la marca, llamado Ellie Mecthenikoff. Contaba además con una ilustración de Silvina Ocampo.
La Martona desde su nacimiento se convirtió en pionera absoluta del mercado lechero nacional y latinoamericano: primera en utilizar papel en lugar de tela para envasar manteca, en exportar lácteos a Inglaterra, en fabricar dulce de leche "con receta colonial" pero de manera industrial, en empaquetar manteca de manera automatizada, en utilizar cuajada con los hoy conocidísimos "lactobacilines" (lactobacilos), de comercializar sus productos con "vagones térmicos" aprovechando la ventaja de tener el ferrocarril cerca de la fábrica y cuando en los años 20 hicieron proliferar sus lecherías por el país los primeros en comercializar la locura de panqueques rellenos con su propio dulce de leche y leche con copos de cereal. Hasta su cierre en 1978 La Martona se había encargado de incursionar en todo tipo de productos, ya sea vendidos en almacenes, supermercados o sus modernos "bares lácteos": leche fortificada para bebés, miel, yogures con colchones de frutas, chocolatines, helados, jugo de naranjas embotellado, yerba mate, leche chocolatada, huevos, dulce de leche en barra y, por qué no, un pan de jabón de tocador... a  base de crema de leche "de las pampas argentinas"! Y si hablamos de sus bares, los principios de asepsia e higiene que se veían allí impactaban por todo el mundo.


La famosa quiebra en 1978 se produjo tras millonarias deudas con bancos y la AFIP en sus ya 79 años de vida. Entonces vendría ese acontecimiento que nos trae el presente: la adquisición de la marca por parte de Mastellone tras un remate judicial. Al igual que otras firmas tradicionales que La Serenísima posee casi que sólo para evitar que no las lance la competencia (como Saavedra), La Martona quedó frizada por décadas y de la noche a la mañana regresó a las góndolas en 2019. Hay un antecedente: a fines de los 90 Martona reapareció como producto ultra económico y de difusión limitada para ser repartida por municipios bonaerenses en comedores y merenderos. Con respecto a su regreso el año pasado, los ejecutivos de LS afirmaban que la hacían regresar como marca económica (calidad inferior a su leche estrella que obviamente es Serenísima) debido a que su marca oficial para ese segmento, Armonía, se encontraba "muy gastada" pero la realidad era que con los consecuentes aumentos de precios del momento ya no era rentable vender una leche que estaba atada a los Precios Cuidados sino que optaron por lanzar otra marca con un "aumentito" y aprovechando que aún estaba presente en la memoria como marca prestigiosa. Su logo al retorno era el mismo de siempre: un gato estilizado que se utilizaba para "marcar" el ganado.  
Un año más tarde Armonía sigue semi-desaparecida (se relanzó con otro logo en leche en cartón y pseudomanteca y dulce de leche pero no volvió a los sachets económicos) y La Martona continúa vendiéndose: la gran cantidad de publicidad que se le hizo con tantas notas en 2019 sirvieron más que cualquier campaña oficial. Y a un año de toda esa vorágine aquí seguimos hablando de La Martona y aportamos un documento histórico increíble: se trata del denominado Manual del Hogar que La Martona editó en 1935.Entre lo que ya nombramos en el texto y lo que van a ver después, asombrará la cantidad de ideas que se siguen produciendo sin decir en dónde se inspiraron...
Este libro publicaba todo tipo de consejos y recomendaciones hogareñas para las amas de casa de la época, aunque se encargaban de aclaran que debían ser ayudadas pro todos los integrantes de la familia. Y entre medio de "tips" de cocina, lavado, planchado e información útil como tablas de equivalencias de metros y pulgadas aparecen las publicidades que aquí posteamos: no solamente se lucían los productos que La Martona ya estaba generando sino que otras marcas prestigiosas de la época dejaban su apoyo con algún auspicio. Algunas como Nestlé, Toddy, Rigolleau o Terrabusi las seguimos viendo, otras no contaron con tanta suerte. Pero todas con una redacción de época que son una verdadera maravilla para transportarse a esas fechas más simples, hace ya 85 añitos:

Dulce de leche La Martona y chocolate para taza Nestlé: todas las tabletas cuentan con figuritas y puntos para valiosos premios

Caramelos y bombones de leche La Martona y papel impermeable Montgolfier 

Aparatos Gerber y su remedio casero Olbas y helados La Martona.. de los más variados sabores

Anuncio turístico conjunto de Mar del Plata, Miramar y Necochea, y el famoso jabón de crema de leche. Bien por debajo también recomiendan leche con "Toddy"...

Secarropa Alfa Laval e infusiones La Martona: Té, yerba mate y cacao

Bizcochos y Masas La Martona: budines, vainillas, sándwiches, barquillos y pasta frola. Miel pura de avejas de sus propios colmenares

Aviso sobre "Madres que crían" que sirve de publicidad para Toddy, aunque curiosamente se lo deben tomar ellas y no sus hijos. Aceite italiano de oliva Raggio

Quesos La Martona: gruyere, pettit sissue y demi sel "para estómagos delicados". Productos panificados dietéticos La piedad para dudiar la línea y la lozanía del cutis

Yerba Mate Flor del Monte y Champagne Arizu

Ferretería Lozas Cristales y Leña y carbón de Codd & Cía

Huevos La Martona seleccionados y garantizados y nuevos alimentos dietéticos: Willca para primera infancia y Toddy para todas las edades

Casa de electrodomésticos Agar Across & Co, y Bay Biscuits del Establecimiento Modelo Terrabusi 

Cristalerías Rigolleau y manteca La Martona

Neumáticos y accesorios S. Parada y Establecimiento Gráfico Ferrari Hmnos.

Números de inversión de La Martona que sirven de publicidad para Frigidaire y crema La Martona

Choque de épocas: a la izquierda la leche pasteurizada La Martona de 1935: a la derecha la leche de la misma marca que se puede conseguir hoy, bajo el paraguas de La Serenísima. En estos días están empezando a cambiarle el envase.

Pero ahora no nos queremos quedar solamente con el asunto Martona: porque también en estos últimos tiempos han surgido muchas marcas de leche o de "bebidas lácteas" que prometían ser un buen reemplazo. Repasemos algunas de las actuales colegas de La Martona. Más de una le debe algo por su legado:

Otras leches o similares que debieron aparecer en el mercado para suplir las nuevas demandas: a la derecha Las Tres Niñas en versión Adecoagro (envase que existió hasta 2019, hoy tienen otro) y a la derecha una abominación de Walmart llamada "Bebida láctea UAT" marca Acuenta, intomable.

La bastante aceptable leche Apóstoles de Adecoagro junto a la conocida Ilolay. Al igual que otros productos en cartón se hizo habitual que vinieran con la posibilidad de ser escaneados y ofrecer un poco más de información. Esto lo hacía posible CamonAPP.

El regreso de Armonía en 2019 se vio con productos rebuscadísimos como el de la foto: aparentaban ser mantecas pero en realidad llevaban la etiqueta "producto untable a base de crema y aceite vegetal"... y eso qué será?

jueves, 26 de noviembre de 2020

Un detergente perdido (2000)


Hace 20 años la línea de detergentes Túo ampliaba su oferta con la opción ollas y sartenes, una variedad que como tantas otras antes y después de este lanzamiento prometen ser de lo mejor con la grasa pero sin destruir las manos. Qué habrá sido de la vida de esta marca con ese logo tan estilo Ace? Ni ella ni su fabricante (Jumar SA) aparecen por Google... al punto tal que Túo actualmente es marca de otra cosa: un helado de La Montevideana.

 

miércoles, 25 de noviembre de 2020

Conociendo más de lo mismo

Retomamos nuestro sacerdocio de andar nombrando algunos productos nuevos que pueden probarse ahora. Como siempre pasa, algunos son ideas refritadas y otros tienen alguna chispa de originalidad. Vamos a comenzar con una marca y vamos a terminar con la misma, voliendo al principio. Veamos:


Alfajores Quento: esta marca ya fabricaba unos muy buenos aritos bañados en chocolate. A pesar de ellos, hay que decir que es  una marca muy afianzada con lo salado y frito, ver algo como estos alfajores nos predispone a algo con gusto grasoso como una papa, cuando en realidad no es así. Resultó bastante rico el alfajor negro, con cantidad exacta de dulce de leche y chocolate con aroma y dejo de sabor amarguito. El gusto es en esencia demasiado parecido a varios alfajores que vienen saliendo últimamente: los Capricho, los Entre Dos comunes, los Luz Azul… aunque no sean los mismos fabricantes son de sabor muy parecido. De qué manera se podrán diferenciar de los demás? Son más baratos pero no por mucho. La versión blanca es un poco empalagosa y se mezcla su cobertura con el dulce haciendo una melaza cansadora, pero puede deberse a que no suelen gustarme los alfajores así.


Chocolate Tokke relleno de dulce de leche: no es un producto nuevo en sí mismo pero su nueva etiqueta nos hizo detener en ellos por primera vez. De esta forma me entero que existe este “chocolate” relleno desde hace rato pero nunca me detuve a degustarlo. Ni el supuesto chocolate ni su relleno son extremadamente cautivadores: a su fórmula se le nota mucho el gusto artificial a vainilla y de olor no se le nota casi nada. Uno busca desesperadamente encontrarse con el  dulce de leche para saborear algo dulce pero tampoco enloquece, es de calidad media tirando a baja. No vale la pena buscarlo como reemplazo de un Tofi o un Cofler relleno, y tal vez sea por costumbre pero le encuentro más carisma y personalidad a los Hamlet que a estos otros. Si hubiera que elegir uno para matar el hambre elijo este último.


Not Burguer: y la encontramos nomás a la pasta vegetal a base de arvejas y sin gluten. Es verdaderamente muy sabrosa: no es tal cual el sabor a una hamburguesa vacuna pero es bastante agradable  y llenador. No se parece en nada a las hamburguesas de soja sino que tienen un sabor bien distintivo, uno que jamás relacionaríamos con las arvejas. Son bastante grandes y tiernas, no se vuelven la típica chancleta que pierde agua a lo loco. Su mayor desventaja es su precio: por un envase de 4 Not Burguers podrías comprarte por lo menos 3 paquetes de 2 unidades de una hamburguesa promedio. Cuando hablamos de su pseudomayonesa (exquisitamente ácida y con ajo pero yo le hubiera puesto directamente salsa Caesar sin eufemismos) olvidamos decir que NotCo se trata de una empresa chilena y muchos la andan choiluleando últimamente debido a que Jeff Bezos (el director ejecutivo de Amazon) ha invertido una suma millonaria en su desarrollo…


Leche Mr Choco Vainilla: ignoren el confuso nombre que tiene esta leche. Además de la más conocida versión chocolatada se han encargado de producir leches con otros sabores. A diferencia de las saborizadas Nesquik que probamos hace unos meses esta Mr Choco de Vainilla concentra mucho sabor. Es casi como haberse tomado un flan líquido, o un postrecito de los de caja. Algo tan rico nos estimula a probar los otros sabores que disponen: dulce de leche, banana y frutilla. Tal vez con ellas estemos más cerca de las antiguas Cindor saborizadas que venían hace más de dos décadas. Sin embargo algo nos desalienta: las mismas redes de Mr Choco no ofrecen más la frutilla ni la banana. Ni siquiera tipeándola en el Google Imágenes nos aparecen, como si nunca hubieran existido. Tal vez eran muy malas, o tal vez no, no lo sabremos. Una verdadera pena, aunque vale aclarar que ni en su versión anterior ni en la nueva ofrecen envases de 1 litro para otra cosa que no sea la chocolatada.


Yogur Ricogurt: tal vez este producto sanjuanino no tenga un nombre extremadamente atractivo ni un logo con grandes pretensiones, ni siquiera el nombre del fabricante puede ser motivo de originalidad (se llaman “La Fullanísima”… a quién les suena?) pero su vaquita simpática y su presentación atípica (en forma de stick para beber al paso) motivaron a probarlo. Este sabor banana resultó sorprendentemente bueno: endulzado en su punto justo, con una densidad que no lo hace demasiado espeso o pegajoso y un rico aroma a banana artificial. El otro sabor que se pudo divisar (durazno) ya no se lo pudo comprar porque directamente se lo volaron. Habría que hacer más práctico el ingreso al producto (hay que romperse un diente para romper el envase plástico blanco que está dentro del paquetito de la imagen) pero su materia prima es muy aceptable. Tristemente no disponen de página web para ver qué otra cosa producen…


Burguer Cuisine & Co: volvemos a caer en la marca exclusiva de Cencosud para probar sus hamburguesas. Si hasta ahora otros artículos suyos como las papas de tubo o las sopas con ramen nos resultaron más que buenas este artículo no nos debería decepcionar. Pues bien, tampoco lo hizo: es cierto que las dos hamburguesitas se achicaron y arrugaron como cualquier otro medallón barato pero aún así su sabor es bien fuerte e inolvidable. Es inconfundiblemente carne vacuna. Es que como lo dice su envase no contienen nada de soja, lo cual las hace más apetitosas y no tienen ese gusto a “rebajado” que pueden tener otras que empiezan a mezclar. Tal vez lo más terrible que tengan es que son demasiado finas: el prometer ser 100% carne vacuna les impide vender algo más grande sin que el precio se les vaya por las nubes pero es un intento muy válido. Punto extra reciben por esos envoltorios que por alguna razón me siguen cayendo bien…


Snacks Saladix: uff hace cuanto no nombrábamos a algo de los snacks estrella de Arcor por aquí! Y es que sus productos últimamente han perdido su toque de originalidad… sólo se están dedicando a reinventar más de lo mismo! Empezamos con los snacks a base de papa Saladix Crema y Cebolla. Curiosamente no están incluidos en su nueva campaña con aparentes youtubers hablándote al estilo ASMR. Tienen el toquecito ácido y con mucho “perejil” que lo asemeja al estilo Pringles mucho más que otros como las mismísimas Lay’s. Sin embargo es un sabor mucho más débil y tenue, puede cansar con facilidad. Además es un producto reciclado: originariamente se llamaron Saladix Crax “alta crema y cebolla” y eran de 2016. Algo parecido pasa con las Saladix Cross de Queso: son el mismo saborizante de sus speudochizitos que antes le denominaban “Kesitos”, hasta con el mismo envase violeta. No quiere decir que no sean ricos (de hecho son mejores que todo lo que han hecho con el supuesto sabor cheddar) pero no son un brote de creatividad. Extrañamos cuando sacaban sabores locos bastante seguido: sabor pancho con mostaza, salame, milanesa napolitana, hamburguesa, lomo con cebolla, bondiola, pollo teriyaki, kétchup, wasabi, choclo con manteca… anímense a volver a esos experimentos!


Budín Balcarce de naranja: tampoco será un producto nuevo pero es la primera vez que llega a nuestras manos un budín de esta marca. Elegimos la naranja por destacarse sobre el resto de gustos que ya tienen los demás budines: marmolado, chocolate, vainilla o con frutas. Ni rastros de las variedades limón o con dulce de leche que pueden verse en redes sociales. De entrada sorprende su muy lindo contenedor del budín, dándole un aspecto de producto elaborado con concentración y no al voleo. Y si bien su sabor naranja no explota en la boca es bastante pasable. Es lo que se dice un sabor correcto, sobrio, ideal para caer en cualquier reunión sin que se enojen por los gustos extravagantes. Se le notan diferencias muy tenues al lado de budines de vainilla pero es igualmente recomendable para probar. No era muy esponjoso y como sólo nos duró unas horas no se pudo comprobar qué pasa si lo dejás más de un día en la heladera: no sabemos si tiene el feo hábito de agarrar los olores de la comida de su alrededor o no. Ahora que ya probamos también sus alfajores y sus cafés, me agarra curiosidad saber si sus helados son buenos…


Pasta Combinada Great Value: mientras seguimos en la incertidumbre de si este tipo de productos de Walmart seguirá existiendo en los próximos meses tras la adquisición de De Narvaez de la filial argentina, degustamos casi que por última vez estas pastas untabñes de avellanas. La anterior (la que era plenamente de avellanas) resultó excelente y para nada grasosa o pesada al lado del Nutella original. Ahora encontramos el denominado “combinado”, aquél que sí supimos probar gustosamente en una pasta marca Jumbo. Una falla de la pasta del elefantito era que no decía exactamente en qué consistía supuestamente las bandas claras de la pasta: Great Value nos desasna y nos comenta que esa parte del producto es una pasta a base de aceite vegetal, azúcar y suero de leche sabor vainilla. O sea no hay que seguir fantaseando que es chocolate lanco ni nada parecido. Mientras que la pasta Jumbo mezclaba maravillosamente bien amos gustos, lamentablemente la Great Value resulta grasosa y empalagosa. A diferencia inclusive de la pasta original GV (también made in Alemania) esta Dúo no logra convencer como la otra. Si deja de venir no se la va a extrañar…

Batatas Quento: finalizamos este repaso nuevamente con un producto Quento que tiene toda la pinta de ser innovador para su segmento. Se trata de batatas fritas con sal y azúcar. Justamente al tener azúcar es que poseen un sabor agridulce bastante atrapante para ser la primera vez que se las consume. No obstante tal cual pasa con sus papas fritas tarde o temprano empiezan a arrastrar un gusto a fritanga que se vuelve insoportable: al lado de tanto “snack saludable” de batata con sal marina las Quento parecen las más pesadas de todas. Igual ayuda que una marca con perfil popular experimente con estos snacks para bajarlos del Olimpo y que no sean tan elitistas… 

martes, 24 de noviembre de 2020

Un Jugo con gusto a poco (2010)



Hace una década se concretaba la llegada al mercado de un producto bastante peculiar: una bebida que dio más que hablar tras su desaparición que cuando aún estaba en circulación. En Noviembre del 2010 la división de jugos de Coca Cola (la misma que trajo el Hi-C a principios de los 2000 y luego se encargó de administrar Cepita) lanzaba al mercado argentino a Hugo, "el que le puso leche al jugo": si ya existía el té con leche, el mate con leche y el café con leche... por qué no probar vendiendo jugo con leche?
Su campaña de lanzamiento fue bastante importante: en un principio se hablaba de Hugo como una incógnita, sin dar demasiados detalles. En ese marco se lanzaron remeras publicitarias como las de la foto, en donde se invitaba al desprevenido transeúnte que se topara con esa remera a ingresar al sitio web en donde se continuaba con el juego de descubrir a este personaje. Visto a la distancia varios elementos de vanguardia se utilizaron en ese entonces como la creación de un usuario de Twitter con el nombre de la marca o anuncios en páginas web en donde el supuesto Hugo no daba la cara pero presentaba su bebida como si fuera un Youtuber cualquiera. Visto en perspectiva se trataba de una idea que llegaba al país un poco tarde: Hugo ya se estaba vendiendo por lo menos un año antes en otros países de la región como Perú o Chile. En dichos países acusaron rápidamente al producto de ser un plagio de una bebida vendida en Inglaterra llamada Innocent, pero la marca en cuestión también le pertenecía a Coca Cola. Sus sabores eran tres: naranja/banana, manzana y durazno.
En fin, a pesar de una aparente campaña tan alegre, tan simpática, tan chanchera, tan joven, tan cool y descontracturada... el producto en cuestión se considera un fracaso y de manera ultra fugaz se dejó de vender, incluso cuando haían consumidores tratando de descifrar todavía quién era ese tal Hugo, "el que barrenea en leche y surfea en jugo". ¿A qué se debió entonces el fracaso? Hay muchas monografías en la web dando versiones diferentes: que defraudaron al público por mentir con sus proporciones de leche (traía 3% en lugar del 50% que supuestamente se anunciaba), que se estaba gestando un contexto en donde la población concebía que la leche ya no era tan beneficiosa como antes, que los intolerantes a la lactosa estaban totalmente excluidos, que perdían en la góndola contra el jugo puro porque "la gente considera eso más natural", que hacerlo casero era más barato que comprarlo o razones aún más lapidarias como que daba muchos gases, tenía un gusto empalagoso o era definidamente de feo sabor.
Al final se convirtieron en un experimento adorado por los publicistas debido a lo arriesgado del proceso creativo pero despreciado por el público en general que lo ninguneó o no se terminó de enterar al final qué era.
Y así concluye la breve pero intensa historia de este híbrido de jugo y leche que permanece como un mito par algunos y para otros fue una mala decisión marketinera... como sea, permanece guardado en la vitrina de locuras de Coca Cola al lado de la Nativa o la Coca Life. capaz que si contrataban a Hugo Arana o a Hugo Varela la cosa era diferente...

lunes, 23 de noviembre de 2020

Cuántas cosas entran en una amapola? (1942)


Les suena que una amapola sea "excitante" o "exquisita"? Gracias a Georgette Michel de la Casa homónima se ha conseguido unir esa rara mezcla: el nuevo lápiz labial Michel marca Amapola anunciado en esta publicidad de 1942 reúne la suavidad del terciopelo, la seducción del color rojo, una base de crema "costosa", un perfume dominante y hasta protección para labios durante varias horas. Hay 8 tonos de rojo para elegir pero además si lo usan con el Colorete Michel conseguirán un mejor efecto de refinada elegancia...
 

domingo, 22 de noviembre de 2020

Gaona por lo menos entona bien...


En el Día Internacional de la Música se nos ocurrió hacer referencia al producto más musical que teníamos a mano: son las galletitas Do-Re-Mi de Gaona. Hay que decir que esta empresa hace algunas cosas bastante interesantes para destacar y las que son más mediocres no llegan a tener una calidad mala como para no volverlas a consumir. No serían productos para ser rechazados si te los ofrecen tomando mate, al menos. 
Siempre va a dar un pequeño toque de decepción que este tipo de productos sea "sabor chocolate" pero por lo menos lo declaran de manera bastante formal. Tienen un sabor levemente amargo bastante agradable, aunque para más de uno no encuentren diferencias relevantes con otras galletas dulces surtidas de vainilla. Así y todo, zafan bastante y el que las compre no necesariamente se está clavando con algo incomible, y eso es una buena garantía. 
La idea de tener algo relacionado con la música nos hizo creer que había algo deferente en el diseño de cada galleta, algo parecido a las "Coco País" de Fachitas en donde cada una de ellas tenía una provincia distinta. pero no ,las DoReMi de Gaona son todas iguales, no tienen instrumentos ni notas musicales diferentes en cada unidad.
Tal vez no sean las primeras Gaona que elegiría para comer (me tientan más sus nillitos o sus copias de Toddy) pero igualmente no son una condena si son las que quedan en la casa. Y su aroma por lo menos es parecido a algo con cacao. Y si tienen alguna profe de música que le tengan cariño capaz que regalándoselas quedan bien...

sábado, 21 de noviembre de 2020

Privadas de calidad (1992)


El 21 de Noviembre de 1990 se concretaba la privatización de Aerolíneas Argentinas. Este extraño traspaso a manos de Iberia se convirtió en un proceso tremendamente fraudulento. A pesar de ser una empresa prestigiosa y con ganancia millonaria, fue extranjerizada como si fuera una compañía que diera pérdida, cosa que sí pasaba con Entel. No ayudó a mejorar la calidad del servicio de la ex aerolínea de bandera ni tampoco se convirtió en un negocio rentable, generando que la nueva empresa privada explotara de deuda y debiera pasar a manos de otro privado (Marsans) 11 años después. Este artículo de Noticias de 1992 repasa los grandes problemas de manteniendo que arrastraba Aerolíneas desde hacía años y que Iberia no parecía estar solucionando. Pero además de mencionar todos los incidentes serios que sufría la empresa ya siendo privada (incluyendo el Boeing que despista y se incendia completamente en San Luis en noviembre del 92, afortunadamente sin víctimas fatales) se pone énfasis en que la situación financiera de Iberia iba en picada pero que sospechosamente seguía en expansión comprando aerolíneas latinas como si no tuviera números en rojo: tras la inminente resregulación del aire que iba a existir en España a principios de 1993 Iberia ya se estaba cubriendo con dinero de otro continente para seguir existiendo. La palabra "vaciamiento" está nombrada al final del artículo: estaba todo ahí a mano para descubrir estos negocios pero sin embargo la mala administración privada pudo sobrevivir varios años más...

 

viernes, 20 de noviembre de 2020

Y esto también pasará (1969)


Hace 45 años moría el dictador español Francisco Franco tras más de 30 años en el poder tras haber comandado por décadas un cruento régimen de represión, fascismo, corrupción, censura y extrema pobreza para la mayoría de la población. Luego de dicha fecha se produciría la reinstauración de la República y transición hacia una democracia que a pesar de tener sus momentos de tambaleo (por ejemplo en 1981) logró subsistir hasta hoy.
En 1969 la revista Siete Días Ilustrados se publicitaba con una nota dedicada a la España del Franquismo: un trabajo periodístico de mes y medio en el país europeo para documentar cómo vivía la sociedad el momento, sobre todo teniendo en cuenta la vejez de Franco que implicaba la necesidad de la búsqueda de un heredero cuanto antes.
Además, en el mismo número de la revista: perspectivas a futuro sobre un nuevo cristianismo y cine erótico con apenas pocas páginas de distancia...
 

jueves, 19 de noviembre de 2020

No siempre pasan cosas lindas en una familia (2015)


El pasado 18 de Noviembre de hace 5 años finalizaba por Telefe una miniserie sobre una familia argentina. Pero a diferencia de otras familias registradas por el canal (Los Benvenuto, Los Roldán, Los Felipe, Los Argento) la de esta historia fue macabramente real. Se trataba de la versión televisiva (con producción de Sebastián Ortega) del denominado "Clan Puccio", en consonancia con el aniversario 30 de la detención de varios de sus integrantes, responsables de varios secuestros y asesinatos apenas terminaba la dictadura.
Se trató de una época de inusitado boom por lo que envolvía esta macabra historia, ya que no solamente se estrenó esta miniserie por diversos canales a la vez (Telefe, TNT y años más tarde Canal 7 y Netlix) sino que también acompañaba a la película protagonizada por Guillermo Francella tamién sobre los Puccio. Ambas producciones contaron con mucho apoyo estatal en un año electoral por demás convulsionante...
 

miércoles, 18 de noviembre de 2020

Un canal que siempre estuvo cerca


Felices 56 años Canal 5 de Rosario! Sí, ya se que desde hace un par de años te formateaste y ya no respondés a ese nombre, pero aunque ahora seas Telefe Rosario debo recordarte aquellos primeros años cuando estabas dando tus primeros pasos y ni vos mismo te imaginabas adónde ibas a llegar. La primera imagen es de 1966 pero se seguía destacando la palabra "nuevo" por sobre todas las cosas, anunciando una nueva antena y teniendo el futuro bien por delante, cosa que se cumplió con creces.
En el siguiente aviso se apela bastante a la creatividad: corresponde a 1968, en pleno furor del primer trasplante de corazón hecho por la futura celebridad Christian Barnard. Eso era motivo suficiente para que Canal 5 juegue a confeccionar una noticia sobre el traslado en apenas 22 horas de su transmisor bajo el título de "trasplante increíble" para que los distraídos abran bien los ojos, como si fuera la versión prehistórica del denominado "clickbait". 

martes, 17 de noviembre de 2020

Papá ya está grande (1992)


Feliz cumple Arturo Puig! Si hay que buscarlo en el mundo publicitario inevitablemente la época de Grande Pá lo tiene como protagonista principal aunque previamente ya había tenido sus momentos. Encabezó anuncios para varias marcas como Quilmes, Cinzano, Alto Palermo y hasta le puso la cara a álbumes de figuritas, discos cantados por él y avisos ambientalistas que organizaba Telefe. 
Lo que aquí vemos es una rareza: una publicidad de 1992 de una marca de lencería... pero no sale ninguna modelo sino Arturo Puig en primer plano junto a unas palabras que seguramente deben leerse de manera ultra sensual.
Si ver al padre de las chancles fantaseando con lengerie les ha resultado un poco chocante de ese mismo 1992 lo vamos a ver en una actividad más de padre bueno: yendo con una sonrisa a recibir una plaqueta especial que la revista Teleclic le ha otorgado básicamente para acariciarle el ego...




 

lunes, 16 de noviembre de 2020

Siempre crocante, nunca untable (1970)


Hace 50 años una de las galletitas clásicas de Bagley tenía un rol bastante diferente al actual. En lugar de publicitarse como galletas con sabor propio y la cualidad de usarse para acompañar otras delicias como un canapé... Traviata en 1970 era más bien una simple galleta para untarle manteca o dulce de leche, es decir un sustituto del pan y no mucho más. Ni siquiera venían con su ahora clásico envase azul. Fue en 1989 que Traviata abandonó para siempre sus letras bordó con azul, su paquete amarillo y su histórico slogan de los 23 agujeritos (que hasta inspiró el nombre de la operación del asesinato a José Ignacio Rucci) para volverse la "tipo sandwich" actual, adoptando el slogan "El mordisco de sabor" que también duró sus respetables años. La diversificación hizo lo suyo en estos últimos años y la galleta "práctica para untar" de Bagley pasaron a ser las denominadas Criollitas Más Grandes, siempre publicitadas con un cuchillo pasándoles manteca por si quedaba alguna duda.
Adjuntamos a este recuerdo sandwichero un envase más actual de Traviata, aunque dejó de utilizarse aproximadamente en 2014 pero conserva el slogan "Irresistible como siempre", el cual se ocupa aproximadamente desde 2003...

domingo, 15 de noviembre de 2020

Este perro se nos quedó



En 1995, varios años antes del nacimiento de Greta Thunberg ya existía un personaje que era capaz de movilizar las multitudes más jóvenes a favor del cuidado del medio ambiente. No nació necesariamente con ese ojetivo y hoy casi nadie le recuerda esa faceta, pero aquí estamos para hacer algo de memoria.
Allá por 1994 en Mendoza el dibujante Felix Follonier crea un perrito alegre como personaje para publicidades del diario los Andes, concretamente anunciar por televisión los avisos clasificados. La fuente de inspiración era bastante sencilla: un perro es el primer animal que pensamos cuando imaginamos un diario, y por esa relación tan evidente es que ese perro se llamó simpáticamente Tintero. Al poco tiempo Tintero había tenido tanto éxito que surgió la idea de volverse una historieta fija del diario. De ahí a la publicación propia para los días domingos hubo un sólo paso. De esta forma nace la revista con el mismo nombre del perro antropomórfico: en Mendoza comienza a aparecer en Junio del 94 mientras que en San Juan aún salía en ese entonces el suplemento infantil clásico Cuyito. Para fines de 1995 dicho suplemento fue discontinuado por una edición de Tintero que incluía el logo de Diario de Cuyo. Ésa era la única diferencia que tenía respecto al de Mendoza, que aparecía con la imagen de Los Andes. En las fotos vemos de sus primeros diseños disponibles para la provincia, porque los más primitivos y experimentales sólo se vieron en Mendoza.
Así comenzó la historia de este personaje, con un diseño de revista difícil de olvidar: no era con el formato tradicional de hojas sino que se iba desdoblando hasta llegar al póster central con el tema del día. Tintero, entonces, era literalmente un gran papel doblado que primero ofrecía una historieta (a veces con continuidad) que cómicamente era bastante decente y tras volver a abrirla iban apareciendo otras secciones: dibujos, algún cuento, alguna efeméride o los típicos juegos como adivinanzas o sopas de letras. 


Con el correr de los números la temática de Tintero se fue haciendo bastante centralizada: de temas diversos comenzó a hacer una fuerte bajada de línea ambientalista, sumando una barra de amigos humanos que lo ayudaban a juntar basura, podar correctamente un árbol o reprender a algunos enemigos que contaminaban un río o cazaban especies en extinción. A pesar de que los temas eran un poco repetitivos, el carisma natural de Tintero hizo que no resultara tan pesado sino que sus buenas intenciones calaran hondo en varios niños de los años 90.  


Este primer Tintero bonachón, de color beige y siempre sonriente duró bastante tiempo (entre 1995 y 1998) pero sin embargo es el que menos se puede localizar en Internet. Encima su nombre tan genérico nos lleva a todo tipo de notas pero no referidas a esta revista-folleto. Durante este primer período Tintero tuvo algunos mínimos de diseño pero conservó bastante su imagen principal. Se produjo la idea en muchos chicos sanjuaninos que Tintero era de la provincia pero nunca fue así: fue nacido y criado en Mendoza. A su vez desde dicha provincia creían que Tintero sólo estaba en Mendoza y nada más. La mayoría ignoró que tuvo esta doble nacionalidad durante bastante tiempo. Aparentemente los encargados de dibujarlo en estas tapas se llamaban Demián Parmeggiani y Jorge Santillán.


Más pasaba el tiempo, mas animalitos aparecían copando las tapas de Tintero. Las láminas que se formaban al desplegar totalmente la revista se veían habitualmente en colegios y bibliotecas infantiles. Las pilas de Tintero (sanas o llenas de tijeretazos) se acumulaban en muchos hogares cuyanos aunque no fueran leídas con mucho entusiasmo. Era tan común verla en las casas que ya ni se la valoraba, ese diseño de folleto doblado generaba cierto enojo en los más obsesivos: Tintero pasó a ser una revista "de pobre", muy naif y con demasiado poco contenido. Los consejos sobre ser buena persona y reflexionar sobre temas complejos empezaba a parecer algo denso. Para ir solucionando estos problemas a fines de 1998 parecía llegar la solución aunque fue algo de sopetón: de un día para el otro Tintero cambió su diseño y hasta las facciones del ya clásico perro. 


De la noche a la mañana Tintero dejó de ser una revista con el mismo diseño durante años para cambiar bruscamente y pasar a tener varias secciones como manualidades o noticias para niños. Lo más llamativo es que Tintero pasó a ser un perro de color amarillo, con gorra roja y una remera con una "T" y además a alguien le apreció que andaba solo en el mundo así que le sumaron perros antropomórficos a su alrededor: una perra rosada y un perrito beige, que para seguir en el mismo negocio se terminaron llamando Tinta y Tinterito. Nunca quedó claro si eran su esposa y su hijo o su novia y su sobrino, o una extraña familia ensamblada... la cuestión es que iban juntos a todos lados. Aparentemente el encargado de este rediseño fue el ilustrador Diego Díaz.


A pesar de que por fin Tintero tenía forma de revista "en serio" y dejaba de ser un entramado de dobleces, algo no terminaba de cerrar con el nuevo formato. Sumó dibujantes estrella como Chianti (también dibujaba en Cuyito), Andrés Llugany y hasta el mismísimo Quino quién autorizó la republicación de algunas tiras de su mítica Mafalda... pero así y todo tantos cambios de golpe y casi ningún contenido concreto sobre el medio ambiente como antes generaron las sensación de que Tintero ya no era Tintero sino un intruso que se apropió del nombre. En apenas 1 año y medio siguió cambiando de cara hasta que se vino otro rediseño...


Para el año 2000 Tintero abandonó ese amarillo enfermizo para retornar a su clásico beige. En este nuevo sistema mixto se trató de rescatar lo mejor de cada época: conservaba la ropa que le pusieron en 1998 pero retornó su barra de amigos humanos y la temática ambientalista. Esas cosas se ve que no se negociaban. Además siguió sumando temática pre-adolescente como una historieta inspirada en personajes orientales llamada Tercer Cielo y alguna que otra noticia de espectáculo para chicos. Mientras que en un principio era como un Anteojito, Tintero buscaba parecerse a una Genios o una Billiken pero algo seguía sin cuadrar...


De la noche a la mañana, sin despedirse y con cada vez menos seguidores que lo bancaron por esta actitud un poco antipática que había tomado, Tintero dejó de salir con el Diario de Cuyo. No hubo advertencia ni previa. Inicialmente el hueco que quedó para el público infantil "El Cuyo" primero lo llenó con otra creación de Follonier que salía en Diario Uno llamada "Alfabeto" y en 2001 otra producción llamada "Mi Sol" (trayendo de regreso el formato folleto desplegable) pero ninguna contó con la popularidad ni la continuidad de Tintero, desapareciendo sin que muchos los extrañen. Tintero continuó saliendo como si nada en Mendoza y entre 2010 y 2011 volvió a renovarse como vemos en estas últimas fotos, aunque en el medio se lo siguió restilizando con caras de las que ya no disponemos fotos. Del lado izquierdo una publicidad donde se lo anuncia en el diario competencia de Cuyo (El Zonda) y del lado derecho hace una participación anunciando algunos juegos dentro de la revista Rumbos, allá por el 2016. Este tipo de publicaciones lo acerca más a sus orígenes, cuando comenzaba como historieta dentro del diario antes de pegar el alto hacia revista independiente.
Esta última etapa errática de aparición es la que más prensa tiene si se lo googlea. Acá sí podemos saber con presición que el equipo de este último Tintero incluye gente como Jorge Massaroli, Rubén Torreiro, Eugenia Suarez y Eduardo Maicas. 
Las etapas anteriores casi que pasaron desapercibidas para la red, aunque en la realidad no fue así. Tampoco las demás producciones de Follonier corren con otra suerte. Diario de Cuyo por su parte probó con nuevos suplementos: uno de poca vida llamado "Chiche" allá por 2005 y desde 2010 realizó algo elíptico: volvió a editar el clásico Cuyito. Pero desde aquí tratamos de ayudar un poco a la memoria de tantos chicos que que se criaron con un perro beige, un poco torpe pero querible, que aparecía terminando el fin de semana y que antes que todo quería que se te grabara que hay que tirar los papelitos de los caramelos cuando llegues a tu casa y no por la calle...