El Gran libro de las Marcas fue una recopilación de envoltorios, envases, publicidades y avisos sobre muchos productos: golosinas, galletitas, chocolates, alimentos, bebidas, medicamentos, productos de limpieza, cosmética, perfumería, higiene, etc. Lo comencé en 2002 y lo terminé en 2006. Llegamos al 2012 y, 10 años después, y con las posibilidades de interacción de la actualidad, decidí retomar las colecciones para agrandarla aún mas. Con el propósito de compartir los logros realizados en esa vieja y en esta nueva etapa, se crea este blog. También será el canal de comunicación para todos los que se ofrezcan a vender cosas que ustedes tengan, y así agrandar la colección. Saludos y ojalá que lo disfruten!

sábado, 14 de mayo de 2016

Rebelión en la Granja (Iris)


Hace unos días habíamos nombrado al aceite Mazola como un producto de larga trayectoria pero de presencia intermitente en el mercado y no mucha presencia en la mente de los consumidores. Hoy realizamos el mismo ejercicio pero metiéndonos en el mundo de las salchichas: las primeras marcas que nos vienen a la mente son Vieníssima, Swift, PatyViena, Paladini, Wilson... inclusive algunas marcas de inferior calidad como 66 o Fela, pero la probabilidad de que alguien nombre a Granja Iris son bastante bajas. Esta marca de salchichas tiene una amplia trayectoria y sin embargo no es un artículo de primera necesidad en las góndolas. La Granja Iris como tal no existe, es un nombre ficticio creado por el Frigorífico Rhydans, una empresa ubicada en la localidad de Moreno nacida en 1963 dedicada a la fabricación de salchichas, fiambres (su mortadela sigue siendo famosa y comercializada al día de hoy), embutidos y carne. Se trató de la primer fábrica en el país en elaborar salchichas de viena sin piel. La tipografía de Granja Iris fue siempre la misma, aquella que hoy es conocida como "Algerian", y representa uno de sus elementos más distintivos. En plenas épocas de crisis hiperinflacionaria, La Serenísima se hace cargo de este frigorífico y desde 1988 suma a las salchichas como parte de su portfolio. Justamente la primer foto de hoy es un año después: en 1989 cuando bajo la nueva administración vemos esta publicidad con una familia tipo comiendo estas salchichas de la forma menos práctica y conocida del mundo: esa idea de ponerlas alrededor de una especie de puré con arvejas alrededor es una imagen típica de recetarios de los 60-70, y sin embargo no conozco a nadie en su vida que las haya comido así. Más llá de esto, encontramos dos detalles caracterísiticos de la era Serenísima: apareció un personaje, de nombre desconocido, al costado del paquete. Se trata de un cocodrilo (vestido de granjero?), el cual sobrevivió hasta hoy con leves toques estéticos, pero sigue indocumentado. Otro detalle no menos importante es la presencia en esa mesa de la mayonesa Granja Iris, un producto de relativa calidad tolerado por algunos y aborrecido por muchos otros. Avanzamos violentamente 15 años hacia adelante y llegamos a 2004, otro año importante en la historia de esta marca: se produce un importante relanzamiento de Granja Iris y vuelven a estar disponibles estas salchichas para el público, las cuales desde fines de los 90 ya tenían presencia intermitente y desde la crisis de 2001 supieron desaparecer drásticamente. El logo y el cocodrilo innombrable siguen presentes, y también otra cosa más: aquél sistema alardeado en el 89 de anunciar bien grande la fecha de fabricación y vencimiento continuó en esta nueva era. Si todo parece igual que antes... dónde están los cambios? en la cantidad de unidades, que desde entonces y hasta hoy en lugar de traer 6 unidades trae 5. Algo que inicialmente no dice nada pero que ayuda a la marca a posicionarse entre los nombres más económicos sin perder mucho la calidad. "Vienen menos, pero de mejor calidad que otras que sí traen 6" sería el razonamiento. Además, la presentación de 5 unidades es un paquete bien ancho, que ayuda a que la marca se vea mejor y se destaque entre todas las demás. La apuesta fuerte en el mercado de las salchichas por parte de LS tenía otra arista importantísima: en esa época nacen las salchichas Ser, creadas en el mismo frigorífico Rhydans que las Granja Iris. Estas últimas contaron con una gran campaña publicitaria con la imagen de Claribel Medina. El próximo hito de la compañía se remonta a 2011: en medio de una crisis importante, La Serenísima trata de reacomodar sus números producto de una importante deuda financiera que le estaba resintiendo su crecimiento. Y como parte de una reestructuración para ir abandonando mercado en el que no tuvieran tanta participación, se desprendieron del frigorífico Rhydans. Los compradores resultaron ser de Los Polvorines: otro frigorífico, de nombre Visom. Los nuevos dueños dotaron a la marca de mayor vitalidad: en 2012 cambian el logo y jubilan al cocodrilo sin nombre. En 2013 y con el aval de la Fundación Favaloro lanzan una variedad de salchichas light (que no son otra cosa que las antiguas salchichas Ser ahora denominadas Granja Iris Light). En 2014 desarrollan un novedoso sistema de publicidad: el Pancho Truck, un moderno food truck que regalaba panchos a cambio de que la gente se sacara una selfie comiendo el producto. Y en este año han sumado un nuevo eslabón, arriesgado y que seguramente dará que hablar: salchichas rellenas con queso cheddar! Ya hace varios años que Vieníssima no fabrica más sus salchichas rellenas de queso, así que es gratificante volver a ver una variedad así en el mercado y con ese queso tan de moda. Para los amantes del cheddar, estas salchichas no los van a defraudar, aunque deben tener en cuenta que la calidad es diferente a las salchichas habituales: de consistencia más carnosa, "callosa" en comparación a una Vieníssima, que pareciera estar hecha de un puré rosado mucho más procesado. Fuera de este detalle, estas salchichas con cheddar son una tentadora nueva opción en el mercado, y con esto damos fin por hoy a la historia de Granja Iris. Una salchicha un poco ignorada en el mercado, al punto tal de haber tenido una mascota sin nombre (ni siquiera un apodo) durante años y que a nadie le importara.

1 comentario:

  1. Muy buena nota, dónde se consiguen las Granja Iris rellenas de Cheddar?

    ResponderEliminar